La toxina botulínica y su uso en cirugía plástica

La toxina botulínica es una sustancia muy utilizada en tratamientos de estética por los excelentes resultados que brinda para la eliminación de las arrugas de expresión en el rostro. Estas arrugas envejecen el rostro y le dan una apariencia de cansancio, por lo que muchas personas buscan la manera de eliminarlas completamente.

17articulosgerard la-toxina-botulinica-y-su-uso-en-cirugia-plasticaLa toxina botulínica comenzó a utilizarse en tratamientos médicos contra el estrabismo y la distonía, pero luego se descubrió que sus propiedades podían ser de utilidad para el campo de la cirugía plástica. Hoy en día es uno de los procedimientos más utilizados para combatir las arrugas en el rostro y una gran aliada dentro de la estética. Visita http://www.axelhemmingsen.com.ar para saber más.

¿Qué es la toxina botulínica?

Es una sustancia producida por una bacteria de nombre Clostridium botulinum, que es la misma bacteria que produce la enfermedad mortal llamada botulismo. Sin embargo, hay que destacar que la cantidad que se coloca en los tratamientos es muy pequeña por lo que no hay ningún tipo de riesgo para el paciente. Su acción paraliza los músculos, por lo que se utiliza para aquellos destinados a la expresión del rostro, evitando de este modo la aparición de arrugas.

¿Por qué elegir un tratamiento con toxina botulínica?

Este procedimiento estético tiene numerosas ventajas para tratar las arrugas del rostro, por ejemplo:

  • Rejuvenece el rostro en poco tiempo, eliminando patas de gallo, arrugas en la frente y todas aquellas ocasionadas por la expresión del rostro del paciente.
  • Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia y se realiza en pocos minutos.
  • El paciente puede regresar a su domicilio luego de la aplicación y retomar sus actividades habituales.
  • El relleno con la toxina botulínica aplicado de manera correcta da una apariencia más natural que otro tipo de procedimientos

Imagen cortesía de vesaliusplasticsurgeryguadalajara.com – Todos los derechos reservados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *